martes, 24 de agosto de 2010

AYUDAS A LA VIVIENDA I: Renta Básica de Emancipación, para el alquiler.

Las ayudas a la vivienda son un punto clave para cualquier joven emancipado. Por lo tanto, vamos a ver en qué consisten las más importantes, los problemas que se están dando en la actualidad con alguna de ellas en el contexto de la crisis económica y, de paso, relataré los escollos con los que me encuentre a la hora de presentar los papeles y acudir a las oficinas correspondientes para hacer efectiva mi petición.

Tengo que materializar pronto esta petición ya que hay un plazo de seis meses para reclamar la ayuda. Eso sí, después el dinero que te corresponde no llega hasta que pasan varios años. Así funciona esto...

Empezamos con las ayudas al alquiler, la 'Renta Básica de Emancipación', que está causando polémica estos últimos días y seguro que a alguno de los lectores del blog les interesa. Este tipo de temas son más áridos, pero una web que habla sobre la emancipación de los jóvenes no puede pasarlos por alto.

------------------------------

http://www.diagonalperiodico.net/aragon/Cuidado-con-la-ayuda-trampa-para.html

8.000 jóvenes tendrán que devolver la ayuda de la RBE

Cuidado con la ayuda "trampa" para alquilar una vivienda

La petición que el Ministerio de la Vivienda ha hecho a 8.000 jóvenes de devolver la ayuda recibida en concepto de la “Renta Básica de Emancipación” ha generado la indignación de estos jóvenes y la preocupación de muchos miles que actualmente la están recibiendo.

Javier Gimeno, sábado 21 de agosto de 2010.

Según informaba el viernes el diario El País, 8.000 jóvenes han recibido una carta del Ministerio de la Vivienda solicitándoles la devolución de la ayuda recibida para alquilar una vivienda y que recibe el nombre de Renta Básica de Emancipación (RBE). El motivo argumentado por el Ministerio es que estos jóvenes han sobrepasado en 2009 los 22.000 euros brutos de ingresos.

La convocatoria de la ayuda ciertamente recoge que únicamente pueden ser beneficiarios aquellos que no superan los 22.000 euros brutos de ingresos, y establece la obligación de comunicar si se va a sobrepasar esta cantidad. La inmensa mayoría de las ayudas establecen la renta del año anterior como cantidad sobre la que calcular si se supera el límite percibido. En este caso, sin embargo, el solicitante asegura (mediante documento aportado por su empresa) la cantidad que va a percibir durante ese año, de tal manera que si posteriormente la supera, antes de hacerlo debe comunicarlo para que la ayuda sea retirada. En caso de no hacerlo así, el Ministerio, por lo que parece, exige la devolución íntegra de la ayuda más un 5% de intereses, es decir, 2.646 euros.

En este caso, por tanto, debe ser el propio solicitante el que se “controle” a sí mismo sus ingresos brutos, lo que para muchos jóvenes no resulta nada fácil, sobre todo porque al tratarse de ingresos brutos (antes de impuestos), muchos no conocemos cuál es exactamente esta cantidad: yo mismo no sé si, por ejemplo, el plus de transporte que percibo se debería incluir o no y, por cierto, tampoco en la Oficina de la Vivienda de la DGA me lo han podido aclarar. Además, muchos jóvenes firman varios contratos al año, realizan horas extras, perciben indemnizaciones por despido (que también computan, por lo que ha habido jóvenes que encima de ser despedidos tienen que devolver la ayuda porque con la indemnización recibida superan el límite de los 22.000 euros brutos), etc.

Según me han informado en la Oficina de Vivienda de la DGA, hay que comunicar que se sobrepasa la ayuda en el momento en que se produce el hecho. Es decir, que si uno va a cobrar 23.000 euros brutos, tendría que comunicarlo en noviembre para perder la ayuda a partir de diciembre. Obviamente, y considerando las erráticas vidas laborales y contractuales que sufrimos los jóvenes, para muchos de nosotros conocer esta información es harto difícil.

Por lo que parece, según se deduce de la noticia de El País, cuando se comunica que se va a superar la cantidad se pierde el derecho a recibir la prestación, pero no hay que devolver lo recibido. Sin embargo, si no se comunica y el Ministerio comprueba que los ingresos brutos han sido superiores a 22.000, hay que devolver los 2.646 euros (o lo que se haya recibido más el 5%). Pero tampoco este punto lo han podido confirmar en la Oficina de Vivienda de la DGA.

En definitiva, una vez más se ha puesto en evidencia lo “chapucero” que es este Gobierno, y en este caso, en relación a una ayuda populista anunciada a bombo y platillo antes de las elecciones. Una ayuda que resulta poco útil para favorecer la emancipación puesto que hasta que no se ha alquilado el piso no se puede solicitar, por tanto, no se sabe si te la conceden hasta varios meses después de haberte emancipado (y tardan en pagarla varios más, en mi caso, casi un año). Además, es muy injusta porque discrimina por edad, y tanto derecho tendría una persona de 35 a recibirla como una de 25.

Para colmo, el Gobierno ha demostrado una vez más ser fuerte con los débiles y débil con los fuertes. En un país con un fraude fiscal espectacular y que, según los propios técnicos de Hacienda, podría evitarse si hubiera voluntad política para ello, el Gobierno, sin embargo, se muestra firme con aquellos jóvenes que no pueden comprarse una vivienda y que solicitan una ayuda para al menos poder irse a vivir de alquiler y poder emanciparse.


REACCIONES que he recogido para Europa Press

http://www.europapress.es/epsocial/ong-y-asociaciones/noticia-consejo-juventud-critica-medida-vivienda-devolucion-ayudas-renta-basica-emancipacion-20100820163305.html

-------------------------------------------

Mañana intentaré continuar, si el tiempo lo permite, con las ayudas que a mí me competen. Así, de paso, me animo a recopilar papeles, rellenar solicitudes y reclamar la ayuda. Aunque me temo que no va a ser tan fácil como lo pintan, estos trámites burocráticos siempre dan más de un dolor de cabeza...

1 comentario:

SUPER DIOS (Super Saiyan Level 5) dijo...

Chapuceros? No lo creo, más bien muy listos. Ponen trabas por doquier. Muy rápidos para exigir y muy lentos para dar.
Yo tengo la ayuda concedida desde que salió el tema y el primer cobró de las ayudas lo tuve más de un año después de solicitarlo, eso sí, todos los meses tenía que enviar el recibo del alquiler al ministerio de vivienda porque eran "incapaces" de comprobar ellos mismo con mi entidad bancaria si se me había cobrado el mismo.
Por otro lado, está el truco de declararlo, que en ningún momento te avisan de que se ha de declarar, motivo por el cual se me han paralizado lass ayudas durante más de medio año...
Todo, una gran mierda malpensada por el PSOE y boikoteada por Espe.