martes, 1 de marzo de 2011

ENTREVISTA A MARCOS Y LUCÍA


Hoy toca una entrevista especial a dos buenos amigos que viven en Las Matas, a unos meses de su boda y tras cuatro años viviendo juntos. A ver si les sacamos alguna intimidad que les comprometa o, al menos, nos echamos unas risas, porque ingenio no les falta. Además, se puede ver algún choque de intereses, sobre todo en lo que se refiere a próximas inversiones para la casa. Dedicadle un ratillo porque el banquero y la profesora lo merecen...


-¿Con qué edad te emancipaste?

MARCOS: Mi primera emancipación creo que fue a los 11 años, no sabía muy bien lo que era pero daba gustito.

LUCIA: Con... espera, si ahora tengo 28 y llevamos 4 años y medio, si le quito medio y me llevo los 28... creo q con 24!

-¿Qué recuerdos tienes de los primeros pasos de independencia?

MARCOS: Recuerdo una mezcla de ilusión y pena; ilusión por irme con Lu y pena por irme de casa, ya que vivía de lujo. También recuerdo cómo se amplió mi vocabulario con palabras como “chaise-longue”, “silestone”, “cómoda”, “alféizar”; aprender las diferencias entre lámpara y aplique, solado y alicatado... por no hablar de la cantidad de nuevos colores que conocí.

LUCIA: La verdad es que no tengo muchos recuerdos de antes de los dos años, pero creo que empecé andar al año y poco, ahh de irnos a vivir juntos.. pues mucha ilusión y sobre todo empollarme los catálogos del ikea, que realmente no te enseñan como organizarte pero son entretenidos de ver.

-¿Qué es lo mejor y lo peor de vivir lejos de los padres?

MARCOS: Lo mejor es desarrollar ese sentimiento de independencia y de propiedad que antes moría en el umbral de tu habitación, la ilusión de afrontar nuevas responsabilidades y ser amo y señor de tu casa. Lo peor es ver lo bien que vivías sin esas responsabilidades y no poder echar la culpa a nadie porque te lo has buscado tú solito. No me quejo, ahora vivo muy bien pero el listón estaba muy alto.

LUCIA: Lo mejor, es que somos nosotros los que nos marcamos el ritmo y si te apetece dejar algo sin hacer no están detrás los padres diciéndote que lo hagas. Lo peor, que a mi me llaman 20 veces al día y me lo siguen diciendo, jejeje.

-¿Quién tendría la entrada vetada a vuestra casa?

MARCOS: No me viene ningún nombre a la cabeza, obviamente preferiría que no viniese un negro empalmao con intención de mostrarme las bondades de mirar hacia la Meca pero en concreto no tengo a nadie en mente.

LUCIA: Sin duda Marcos; bueno, y toda la tropa de "amigos" que planean vengarse de unas "supuestas" putadas que Marcos se dedica a maquinar para las despedidas de soltero (nada demostrable ante un tribunal). Y como venganza, vease el ejemplo de disimular un viaje a Florencia para entrar, desplumarnos la casa y luego intentar revendernos las cosas como regalo de bodas.

-¿Qué ventajas e inconvenientes tiene vivir a las afueras de Madrid?

MARCOS: Madrid es la periferia de Las Matas, no te equivoques. Aclarado este punto, la principal ventaja es el tiempo, en Madrid, tardar 30 minutos en llegar a un sitio es poco, y aqui si tardas 20 es una barbaridad. Poder salir con la perra y la bici sin que peligre tu vida y estar en el monte en 2 minutos es algo que en Madrid no tenía. El principal inconveniente es la dependencia del coche y la pereza que da bajar a Madrid, antes salía “ a ver si me lío” y ahora me cuesta salir aunque me intenten liar. Personalmente, a veces hecho de menos el ajetreo del centro.

LUCIA: Inconvenientes, pues que da mucha más pereza quedar con la gente a tomar unas cervezas, sobre todo por los malditos trenes, que se acaban, y por no aparcar el coche, pero estamos en trámites para inventar la teletransportación. Ventajas: se vive muy tranquilo, se oyen los pájaros por la mañana (cuando no se ponen a hacer obras, como ahora!!!) y sobre todo el aire más fresco y el entorno (me encanta tener perro como excusa para darme paseos de una hora por El Pardo viendo toda la sierra nevada).

-Vuestros vecinos son de la familia... ¿Cómo se lleva eso?, ¿no causa algún que otro problema?

MARCOS: Realmente viven en Madrid, vienen en verano y festivos. Como vecinos ningún problema, el problema es que COMPARTIMOS jardín y por consiguiente, Peca también, lo que ha dado más de un disgusto en forma de planta arrancada, zapatilla mordida o jamón catado en la otra parte del jardín. Además, cuando el domingo de resaca, tras un esfuerzo sobrehumano por levantarte de la cama, sales a que te dé el sol, te puedes encontrar con que no tengas la tranquilidad deseada, y no está bien visto potarle a tu familia mientras te habla.

LUCIA: Bueeeno, que decir de eso, sobre todo cuando es familia política. Lo dejaremos en que el mayor problema es que se nos escapa la perra de vez en cuando, y que no se puede tomar el sol en bolas si están ellos.

-Si tuvierais dinero ¿qué es lo próximo en lo que invertiríais para el piso?

MARCOS: Una asistenta, está en tareas pendientes. Y si de verdad tuviéramos mucho dinero, una porno-chacha.

LUCIA: Pues seguramente una piscina ( y no porque Irene me esté amenazando..) lo que pasa es q la casa no es mía, así que tendrá que gestionar Marcos.


TAREAS DEL HOGAR Y VIDA EN PAREJA:

-¿En qué te manejas mejor dentro de las labores del hogar?

MARCOS: Soy muy ordenado, pero veo que hay tantas cosas que hacer que al final no hago ninguna ¡¡Ves como necesitamos una asistenta!!.

LUCIA: Creo que en dejar todo desordenado, dentro de poco me darán el titulo de experto universitario. Y aparte de eso, se me da de maravilla planchar las 200 camisas que mi banquero tiene que llevar al curro.

-En la cocina ¿Cueces o enriqueces?

MARCOS: Cuezo, (De or. inc.).
1. m. Artesa pequeña de madera, en que amasan el yeso los albañiles.
2. m. ant. Cuévano pequeño.
Pero en mi casa siempre hemos dicho cazo
cazo. (Quizá del b. lat. cattĭa).
1. m. Recipiente de cocina, de metal, porcelana, etc., generalmente más ancho por la boca que por el fondo, pero a veces cilíndrico, con mango y, por lo general, un pico para verter.

LUCIA: Hombre, no te digo yo que muchas veces no comamos de aquella manera (las palomitas son buenas para cenar??) pero voy haciendo mis pinitos en la cocina y salen platos ricos. Lo único malo es que tengo las medidas pilladas para 4 no más, o sea que si los invitados quieren venir a comer cosas ricas, tendrán que hacerlo en fascículos, si no, siempre nos queda las barbacoas o las pizzas...

-¿Qué no puede faltar en tu nevera?

MARCOS: Corriente, ya que se echa todo a perder y no veas tú qué faena después (¡PATAPÚN PLAS!, en este momento es cuando aparece un mono con platillos en la parte inferior de la pantalla, con el texto “chiste de Marcos”).

LUCIA: Vaya pregunta.... ¡¡¡¡HELADOOOOOS!!!!.

-¿Cuándo es el momento idoneo para limpiar la casa?

MARCOS: Ninguno, queda claro lo de la asistenta o te tengo que hacer un croquis!!.

LUCIA: Joe, mi cabeza dice que siempre hay algo que convendría limpiar, y no por obsesiva sino por lo del título de experto en desorden casero, pero al final es cualquier día que nos da la vena loca (juntos o por separado).

-¿Quién lleva los pantalones? Y no me vale Peca (el perro)

MARCOS: Los pantalones los llevo yo, Lucía de la cocina a la cama y por el pasillo a golpes. No, la verdad es que solemos consensuar todo bastante bien y no suele hacer falta que ninguno se imponga.

LUCIA: Me alegra que me hagas esa pregunta, porque tenías que ver unas fotos de Marcos con falda en las que luce unas piernas... jejeje, pues la verdad nos equilibramos bastante bien, convivimos y nos vamos haciendo críticas constructivas, porque no sé yo quién es más perro de los dos, y no estoy incluyendo a Peca.

-Y hablando de animales ¿Quien es más perro de los tres?

MARCOS: El más perro y no hablo sólo en sentido literal, es con diferencia, Peca, ya quisiera yo dormir la mitad de lo que duerme ella.

LUCIA: Sin duda la perra, porque no le causa ningún cargo de conciencia dormir a pierna suelta en el sofá frente a la chimenea, ensuciar la casa, desenterrar las plantas del jardín, escaparse de vez en cuando, correr suelta por el monte, comer todo lo que le den... Mierda, creo que me he equivocado de vida...

-Por último, pon una nota del 1 al 10 a tu pareja en lo que a independencia se refiere. Sin hacer sangre y explicando los motivos. (el perro tampoco cuenta como pareja...)
 
MARCOS: Si la pregunta se refiere a la convivencia con Lu, le pondría un 8. pero si se refiere a lo independiente que es ella le pondría un 4,5 y que venga a la revisión de examen a ver a qué acuerdo podemos llegar para aprobarla. Traer a la revisión a la porno-chacha ayudaría a subir nota de manera significativa.

LUCIA: Quitando la manía de que le quite los calcetines antes de dormir y que le lleve algo de beber cuando esta tirado.. yo diría que un 8, menos mal que me hace sentir muy querida, porque en cuanto a necesitarme... La verdad es que es una gozada convivir con alguien como él, porque aunque le gusta y sabe vivir muy bien a su aire, me hace sentir que le merece la pena convivir conmigo tal y como soy.


¡Muchas gracias a los dos por las respuestas! y ánimo para lo que os viene. Conociéndoos seguro que irá todo genial.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué entrañable todo...

SUPER DIOS (Super Saiyan Level 5) dijo...

:)

Sara dijo...

Que majos ambos! Claro que les irá fenomenal.